Diferencias de género y sexo en la prueba de cribado y en el diagnóstico de cáncer colorectal

Ana Molina-Barceló et al. en su artículo ‘Informed participation in the Valencian Community Colorectal Cancer Screening Programme from a gender perspective’ analizan las desigualdades de género existentes en la tasa de participación en el programa de cribado de cáncer colorrectal de la Comunidad Valenciana. Encuentran que la adhesión al programa por parte de las mujeres es superior a la de los hombres. También es mayor su nivel de conocimientos sobre factores de riesgo y síntomas o sobre los riesgos y beneficios asociados al programa de cribado. Esta mayor adherencia de las mujeres al programa es consistente con otros programas tanto a nivel nacional como internacional. Sin embargo parece que esta mayor tasa de participación no se acompaña de una mayor efectividad del programa en las mujeres.

 

Diversos estudios1,2 encuentran diferencias importantes en el rendimiento de la prueba de cribado con una mayor sensibilidad en los hombres. Tanto la sensibilidad del test de cribado como la global del test más el diagnóstico de confirmación combinados han resultado superiores en hombres.  Para el conjunto de la población  diana se dan cifras de sensibilidad del programa similares en ambos sexos probablemente gracias a una mayor adherencia por parte de las mujeres3.

 

¿Por qué se producen más falsos negativos entre las mujeres que entre los hombres? Características tumorales, anatómicas y fisiológicas podrían estar detrás de estas diferencias4. En el caso del test de sangre oculta en heces las diferencias pueden encontrarse en un mayor tamaño de las lesiones en los hombres, menor tiempo de tránsito colónico en mujeres con la consiguiente mayor degradación de la hemoglobina o también se ha atribuido a diferente distribución anatómica de los tumores. Por otro lado, determinadas características anatómicas en mujeres pueden dificultar la detección de los tumores en las colonoscopias.  En las mujeres el colon es más estrecho y el transverso más largo y en consecuencia más colonoscopias incompletas. También se ha sugerido mayor frecuencia de neoplasias planas a diferencia de los hombres en los que predominan las de tipo pólipo.

 

Estas evidencias sugieren que el cribado de cáncer colorrectal en las mujeres necesita mayor atención y que se deben monitorizar las diferencias entre sexos. Las diferentes características de los tumores así como de la anatomía y fisiología del colon implican la necesidad de implementar técnicas y dispositivos endoscópicos específicos para cada sexo.

Autora: Cristina Sarasqueta. Biodonostia. Instituto de Investigacion en Salud. Hospital Universitario de Donostia, Donostia

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­_________________________________________________________________________

 

1Brenner H et al. Sex differences in performance of fecal occult blood testing. Am J Gastroenterol 2010 Nov; 105(11):2457-64.

2Moss SM et al. Performance measures in three rounds of the English bowel cancer screening pilot. Gut 2012;61:101-107.

3Malila N et al. Test, episode, and programme sensitivities of screening for colorectal cancer as a public health policy in Finland: experimental design. BMJ 2008;337:a2261.

4Kim SE et al. Sex and gender specific disparities in colorectal cancer risk. World J Gastroenterol 2015 May 7; 21(17):5167-5175.

 

 

Publicado por

Editor Gaceta Sanitaria

Editor y community manager Gaceta Sanitaria