La importancia de la comorbilidad al estimar el impacto de la diabetes

El número de personas con diabetes ha crecido rápidamente a nivel global, proyectando a afectar al 4.8% de la población total en el año 2030 en comparación con el 2.8 estimado en el 2000. Una parte importante de dicho incremento se debe al aumento de la prevalencia de la diabetes mellitus tipo 2 (DMT2), que ha sido estimada a afectar a 380 millones de personas globalmente en el 2025 (O’shea, M et al, 2013).

Algunos estudios como el UKPDS en Reino Unido (Alva, ML et al., 2014) y otro realizado por Clarke et al. (2008) en Australia han ya demostrado el gran poder que sostienen las complicaciones de la diabetes en los costes sanitarios. La misma conclusión ha sido alcanzada por Salas-Zapata et al. (2016) en Gaceta Sanitaria sobre los costos directos de las hospitalizaciones por diabetes mellitus en Méjico.

Los autores concluyen que, a pesar de la disminución del número de hospitalizaciones y sus costes entre 2008 y 2013, dentro de los costes directos de la diabetes mellitus, las complicaciones suponen el 82.69% de dichos costes. Además, las complicaciones más importantes que conllevan mayores costes de hospitalización son las circulatorias periféricas, confirmando el papel fundamental de la enfermedad vascular en el impacto de la diabetes. Los autores también concluyen que hay algunas diferencias entre sexos y grupos de edad. Igual que en los hombres son también las complicaciones circulatorias periféricas las que se asocian con mayores costes, en mujeres son las complicaciones renales. En cuanto a la edad, aquellos individuos mayores de 15 años también incurren en mayores gastos por las complicaciones circulatorias periféricas, mientras que en los menores de 15 años se tratan de las complicaciones renales y la cetoacidosis.

Figura 1: Complicaciones relacionadas con la diabetes

figura-1

(WHO global report on diabetes, 2016)

 

Se ha demostrado que los costes médicos de los diabéticos son hasta tres veces mayores que los de aquellos sin tal enfermedad (Clarke, P. M. et al., 2010). Los costes asociados tradicionalmente incluyen visitas a médicos (médicos de familia y especialistas) y enfermería, medicamentos, asistencia en urgencias e ingreso hospitalario (Oliva, J., Lobo, F., Molina, B. and Monereo, S., 2004). Sobre estos componentes clásicos, los costes asociados a las complicaciones (principalmente enfermedad cardiovascular y nefropatía) y las hospitalizaciones explican en torno el 35-40% de los costes totales (Bruno, G et al., 2010).

Figura 2: El esencial papel de las complicaciones cuando se estima el impacto de la diabetes (Fuente: https://www.healthcare.com/blog/2014/11/28/what-diabetes-costs-consumers-how-prevention-can-save/ )

figura-2

Teniendo en cuenta que el artículo de Salas-Zapata et al. (2016) añade a la literatura disponible nuevas evidencias a los costes asociados con las complicaciones relacionadas con la diabetes en el caso particular de Méjico, dividiendo además la muestra en sexo y grupo de edad, me gustaría hacer algunos comentarios, que quizás sean útiles en futuras investigaciones.

Ya se ha mencionado que el incremento en la prevalencia de la diabetes será liderado por los adultos mayores (Wild et al, 2004), que representan cerca del 50% de las personas con diabetes y cuya prevalencia de dicha enfermedad se encuentra en torno al 25% (Soriguer, F. et al., 2012). De hecho. El envejecimiento de la población, juntos a mayores niveles de obesidad, harán de la diabetes tipo 2 una pandemia (O’shea, M., et al, 2013). Por lo tanto, siendo el impacto económico muy relevante en la población general, se esperado que sea especialmente importante en los mayores, presentando algunas diferencias notables en cuanto a los elementos que determinan sus elevados costes.

Un buen ejemplo del impacto de la diabetes en los mayores y sus costes lo muestra Jennifer M. Anderson (2012). Más del 75% de los adultos mayores de 65 años en Estados Unidos padecen diabetes o prediabetes, convirtiéndose en una enorme carga para Medicare, su aseguradora. Los costes derivados de la diabetes representan 174$ billones por año al gobierno, representando un coste medio per cápita y por año para un paciente mayor entre 3407$ y 9713$.

Además, dos otros componentes que no están, por lo general, presentes en las evaluaciones económicas de la diabetes deberían ser añadidas en el cálculo de los costes de la diabetes cuando se trata de las personas mayores: la multimorbilidad y el deterioro funcional. Las hospitalizaciones de pacientes con diabetes y múltiples complicaciones son principalmente reportadas por aquellos mayores de 65 años en el trabajo de Salas-Zapata et al. (2016), probando que los mayores no tienen una única enfermedad en el momento, sino varias. Además, el estado funcional es uno de los componentes más importantes determinando la utilización de los sistemas sanitarios (Weiss CO, 2011) y los costes anuales en las personas mayores (Rodriguez-Sanchez, B. et al., 2016; Lubitz, J. et al., 2003), incrementando en casi tres veces los costes en personas con alguna limitación en las Actividad Básicas de la Vida Diaria en comparación con aquellos que son independientes.

En resumen, el trabajo de Salas-Zapata et al. (2016) ofrece una visión en profundidad a las causas de mayores costes por hospitalización asociados con la diabetes en Méjico entre dos periodos de tiempo. Los autores señalan el esencial papel que juega la comorbilidad cuando se mide el impacto de la diabetes, destacando diferencias entre sexos y grupos de edad, suponiendo un reto para los sistemas de salud a la hora de prevenir la diabetes y establecer mejores guías del manejo de la diabetes con el fin de reducir los costes sanitarios. Sin embargo, como se ha dicho anteriormente, se debería prestar especial atención al caso de particular de las personas mayores en futuros trabajos de investigación, teniendo en cuenta su alta prevalencia de la diabetes y sus particulares características.

Beatriz Rodriguez-Sanchez, es estudiante de doctorado en el Departamento de Economía, Econometría y Finanzas en la Universidad de Groningen, Holanda. Se interesa en evaluar las consecuencias económicas de diabetes en las personas mayores en Europa, analizando el impacto de las complicaciones relacionadas, clínicas y funcionales, admisión en residencia y sus costes, actividades productivas y calidad de vida.

 

Referencias

  • Alva, M. L., Gray, A., Mihaylova, B., Leal, J. and Holman, R. R. “The impact of diabetes-related complications on healthcare costs: new results from the UKPDS (UKPDS 84)”, Diabetic Medicine, 2014.
  • Anderson, J.M., “Achievable costs saving and cost-effective thresholds for diabetes prevention lifestyle Interventions in people aged 65 years and older: a single-payer perspective”, Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, 2012, 112(11): 1747-54.
  • Bruno, G., Karagioshoff, L., Merletti, F., Costa, G., De Maria, M., Panero, F. et al., “The impact of diabetes on prescription drug costs: the population-based Turin study”, Diabetologia 2008; 51: 795-801.
  • Clarke, P., Leal, J., Kelman, C., Smith, M., ad Colagiuri, S. “Estimating the cost of complications of diabetes in Australia using administrative health-care data”, Value Health 2008; 11: 199-206
  • Clarke, P. M., Glasziou, P., Patel, A., Chalmers, J., Woodward, M. et al. “Event rates, hospital utilization and costs associated with major complications of diabetes: a multicountry comparative analysis”, PLoS Med, 2010, 7(2): e1000236.
  • Lubitz, J., Cai, L., Kramarow, E., Lentzner, H., “Health, life expectancy, and health care expending among the elderly”, New England Journal of Medicine 2003; 349: 1048-55.
  • Oliva, J., Lobo, F., Molina, B. and Monereo, S., “Direct health care costs of diabetic patients in Spain”, Diabetes Care, 2004, 277(11): 2616-21.
  • O’shea, M., Teeling, M. and Bennett, K., “The prevalence and ingredient cost of chronic comorbidity in the Irish elderly population with medication treated type 2 diabetes: A retrospective cross-sectional study using a national pharmacy claims database”, BMC Health Services Research, 2013, 13:23.
  • Rodríguez-Sánchez, B., Angelini, V., Feenstra, T., Alessie, R.J. “Diabetes-Associated Factors as Predictors of Nursing Home Admission and Costs in the Elderly Across Europe”. J Am Med Dir Assoc. 2016 Nov 1. pii: S1525-8610(16)30426-1. doi: 10.1016/j.jamda.2016.09.011. [Epub ahead of print].
  • Salas-Zapata, L., Palacio-Mejía, L.S., Aracena-Genao, B., Hernandez-Avila, J.E., Nieto-López, E.S. “Costos directos de las hospitalizaciones por diabetes mellitus en el Instituto Mexicano del Seguro Social”, Gaceta Sanitaria, 2016
  • Soriguer, F., Goday, A., Bosch-Comas, A., Bordiú, E., Calle-Pascual, A., Carmena, R., Casamitjana, R., Castaño, L., Castell, C., Catalá, M., Delgado, E., Franch, J., Gaztambide, S., Girbés, J., Gomis, R., Gutiérrez, G., López-Alba, A., Martínez-Larrad, M.T., Menéndez, E., Mora-Peces, I., Ortega, E., Pascual-Manich, G., Rojo-Martínez, G., Serrano-Rios, M., Valdés, S., Vázquez, J.A., Vendrell, J. “Prevalence of diabetes mellitus and impaired glucose regulation in Spain: the Di@bet.es Study”. Diabetologia. 2012 Jan;55(1):88-93.
  • Weiss C.O. “Frailty and chronic diseases in older adults”, Clin Geriatr Med 2011; 27: 39-52.
  • Wild, S., Roglic, G., Green, A., Sicree, R., King, H. “Global prevalence of diabetes: estimates for the year 2000 and projections for 2030”. Diabetes Care 2004, 27:1047-1053

Publicado por

Editor Gaceta Sanitaria

Editor y community manager Gaceta Sanitaria